domingo, 9 de diciembre de 2007

¿Existe la locura?

Hay una teoría psicológica que afirma que no existen las enfermedades mentales.
Que los síntomas y los trastornos son formas de adaptarnos a traumas, a experiencias que no entendemos y que tenemos que explicarnos para adaptarnos al mundo mismo.
Mucha gente ha sido etiquetada de esquizofrénica, de delirante, de bipolar, personalidad patológica, etc. Y se la ha tratado con duchas de agua helada, con elctroshocks, con lobotomías y, actualmente, con ingestión indiscriminada de pastillas.
¿Por qué pretendemos que esa gente se vuelva "normal" al precio que sea? Quizá sea porque nos hacen sentirnos incómodos, quizá sea porque nos da miedo lo que no entendemos. Pero es que ni siquiera intentamos comprenderlo.
NECESITAMOS que toda la gente se comporte dentro de los parámetros de la normalidad.
Hay un problema. La normalidad es tan subjetiva que duele. la normalidad puede ser entendida desde varios puntos de vista.
¿Cuál es la normalidad adecuada? ¿La del criterio estadístico, la normalidad social, la individual, la biológica...?
Da igual.
La psiquiatría biológica tiene demasiado poder en la sociedad actual y se basa en unos postulados no válidos científicamente, no utiliza el método científico, saca conclusiones a posteriori, no predice, no explica; sólo describe y describe mal.
Todas estas ideas están sacadas del primer libro que cité: Modelos de locura. Además, en él se describen muchas más cuestiones y se sustentan en cientos de estudios y artículos CIENTÍFICOS.
Es otra forma de comprender los trastornos mentales y, para mí, la más adecuada.
Vamos, hay que mirarlo todo desde varios puntos de vista.
Hay que abrir la mente.
Según la psiquiatría biológica todos estamos locos, porque todos reaccionamos de forma anormal ante muchas situaciones, estímulos o pensamientos.
Según la psicología y la nueva psiquiatría, lo que hacemos es dar sentido a lo que percibimos, a lo que sentimos y a lo que pensamos. No siempre estamos locos y cuando lo estamos no siempre es inadecuado.

La música manda:

Dies Irae (Fragmento del Requiem de Mozart)
Bohemiam Rhapsody (Queen)
In the Hall of the Mountain King (Grieg)

Más libros, más libres:

La Princesa Prometida (William Goldman)

3 comentarios:

pinypon dijo...

Porque en una sociedad individualista y egoísta, nos obligan a ser todos iguales?

mili dijo...

El loco no existe. El loco tiene la verdad.

entrebolesdelasuerte dijo...

la realidad tiene como condición que todo es normal, el loco es aquel que no lo acepta.